"2017, Oaxaca celebra el Centenario de la Promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos"



      Desarrollo Comunitario


La vinculación efectiva de la escuela con la comunidad es una parte del modelo difícil de comprender y llevar a la práctica, pero representa un área de oportunidad especialmente importante por el contexto de las comunidades indígenas, dentro del cual los sistemas productivos son prácticamente de subsistencia, condición que generalmente tiene un alto costo ecológico. El eje de la vinculación con la comunidad es la educación no-formal, dirigida a los productores de la comunidad. La educación no-formal o semi-formal, se interrelaciona con la educación formal de nivel medio superior, que en los BIC está vinculada al contexto comunitario, y se beneficia del trabajo académico, de campo y de investigación realizado por los docentes y alumnos del bachillerato.

Existe una marcada diferencia entre el desarrollo técnico-productivo y el desarrollo humano. Se habla equivocadamente de desarrollo del campo cuando se logra implementar un proyecto con éxito y se beneficia a una persona o grupo con una mejora que en su mayoría es técnico-productiva, porque el término desarrollo es más amplio y complejo. Hablamos de desarrollo cuando, además de los indicadores económicos, se generan cambios en el ser humano; cambios que se reflejan en todos los aspectos de la persona, pero que además son más importantes conforme se van dando en la familia, en el grupo y en la comunidad. Lo anterior indica que el desarrollo es un cambio impulsado por la fuerza de la voluntad propia, que se dispone a transformar las condiciones de vida actual, es decir, para promoverlo es necesario no darle comida al hambriento sino enseñarle a conseguirla.

El término marginación se relaciona también con la falta de servicios de agua potable, electrificación, vías de comunicación, aulas educativas, transportes, mercados, áreas de recreación, etc. Es por ello que el desarrollo rural tiene el compromiso de generar capacidades humanas que, ubicadas en su contexto social, den propuestas para encontrar alternativas de solución a la problemática. Es decir, es un problema de educación pues mediante los fines que persigue la educación, los individuos aprenderán a pensar y a buscar respuestas a sus problemas.

Las comunidades donde operan los Bachilleratos Integrales Comunitarios, presentan similitudes en cuanto a las precarias condiciones socioeconómicas, altos índices de marginación, pobreza extrema y producción de autoconsumo, con los consecuentes efectos en la migración, deserción escolar y pérdida de los valores propios de su cultura.

El CSEIIO se ha planteado la búsqueda de un desarrollo integral microregional a partir de los BIC, promoviendo la participación directa de las familias en un proceso educativo que les brinda las herramientas básicas para conocer mejor su entorno y comprender su propia capacidad de transformarlo productivamente, que implica revalorar las ecotecnologías locales, conocer otras aplicables, fortalecer los saberes propios que se encuentran vivos en cada lengua materna indígena, dominar el idioma nacional y consolidar procesos organizativos para la producción rentable y sostenible. Para esto, se basa en una metodología en la que el trabajo fundamental descansa en el ser humano, como protagonista de su propio desarrollo, que le permita descubrir sus capacidades y poner en práctica su creatividad, mejorando su calidad de vida y el medio en el cual se desarrollan..